Reporting the underreported threat of nuclear weapens and efforts by those striving for a nuclear free world.

A project of The Non-Profit International Press Syndicate Group with IDN as flagship agency in partnership with Soka Gakkai International in consultative
status 
with ECOSOC.

 

La ONU presiona para que entre en vigor el Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares

Por J Nastranis

Photo: Kazakh Foreign Minister Mukhtar Tileuberdi and CTBTO Executive Secretary Dr. Robert Floyd during his visit to Astana, Kazakhstan.

NEW YORK (IDN) — Ante la carrera por la modernización de las tecnologías cibernéticas y nucleares, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha calificado el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN) como «el eje de los esfuerzos mundiales para eliminar los ensayos nucleares para siempre».

En una declaración realizada en su nombre por el alto representante para los asuntos de desarme, Izumi Nakamitsu afirmó que este tratado tiene la capacidad de proteger a las generaciones futuras contra el sufrimiento humano y de la catástrofe medioambiental que producen los ensayos nucleares.

El TPCEN, según el jefe de la ONU, es una contribución inestimable a la no proliferación nuclear. «Es una gran barrera contra el desarrollo de nuevas armas, que frena la carrera armamentística nuclear».

La declaración se emitió el 8 de septiembre en la sesión plenaria de alto nivel para conmemorar y promover el Día Internacional contra los Ensayos Nucleares (IDANT). La Asamblea General de la ONU también recalcó el papel crucial del TPCEN en el marco internacional de control de armas nucleares.

El TPCEN prohíbe todas las explosiones nucleares en todas partes, por todos, para siempre. La adhesión al tratado, que se abrió a la firma el 24 de septiembre de 1996, es casi universal, pero aún no ha entrado en vigor. En este contexto, Guterres ha instado a «aquellos Estados que no hayan ratificado el Tratado a que lo hagan sin demora».

Ciento ochenta y cinco países han firmado el Tratado, de los cuales 170 también lo han ratificado, incluidos tres de los Estados poseedores de armas nucleares: Francia, la Federación de Rusia y el Reino Unido. Pero 44 países poseedores de tecnología nuclear específica deben firmar y refrendar el TPCEN para que pueda entrar en vigor. De ellos, aún faltan ocho: China, Egipto, India, Irán, Israel, Corea del Norte, Pakistán y Estados Unidos. India, Corea del Norte y Pakistán aún no han firmado el TPCEN. El último Estado del Anexo 2 que ratificó el Tratado fue Indonesia el 6 de febrero de 2012.

El régimen único de verificación del TPCEN incluye un Sistema Internacional de Vigilancia (SIV) basado en cuatro tecnologías clave (sísmica, hidroacústica, infrasónica y de radionúclidos) para garantizar que ninguna explosión nuclear pase desapercibida. Actualmente, 302 instalaciones certificadas, de un total de 337 cuando estén completas, operan en todo el mundo.

En su primera intervención ante la Asamblea General de la ONU como secretario ejecutivo de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE), el Dr. Robert Floyd también destacó el éxito del TPCEN en la consolidación de una norma casi universal contra los ensayos nucleares durante los 25 años transcurridos desde que se abrió a la firma.

Es el cuarto secretario ejecutivo de la OTPCE, tras Zerbo (2013-2021), el embajador Tibor Tóth de Hungría (2005-2013) y el Dr. Wolfgang Hoffmann de Alemania (1997-2005). Fue elegido por los Estados signatarios del TPCEN en mayo de 2021 y comenzó su mandato el 1 de agosto.

El Dr. Floyd fue anteriormente director general de la Oficina Australiana de Salvaguardias y No Proliferación (ASNO), la autoridad nacional australiana encargada de aplicar diversos tratados de control de armas de destrucción masiva, cuyo mandato incluye la supervisión del funcionamiento de 23 instalaciones del Sistema Internacional de Vigilancia (SIV) del TPCEN para detectar explosiones nucleares.

Celebrado cada año el 29 de agosto, el IDANT se estableció en 2009 por la Asamblea General para recordar las consecuencias de los ensayos nucleares y expresar el apoyo al TPCEN. La fecha conmemora tanto el aniversario del cierre por parte de Kazajstán del antiguo polígono de pruebas nucleares soviético de Semipalatinsk en 1991, como la fecha en que se realizó allí la primera prueba nuclear soviética en 1949.

En su declaración a la Reunión de Alto Nivel, el Dr. Floyd dijo el 8 de septiembre: «Al conmemorar este importante día, es esencial que sigamos escuchando las voces de los afectados por las trágicas consecuencias de las pruebas nucleares».

Recordó que en «un acto audaz y visionario», hace treinta años, el primer presidente de la República de Kazajstán, Nursultan Nazarbayev, firmó un decreto para cerrar el sitio de pruebas nucleares de Semipalatinsk, conocido como el Polígono.

Apenas dos semanas antes, el Dr. Floyd se encontraba en uno de los ceros terrestres de Semipalatinsk. «Tras más de 450 pruebas nucleares realizadas en el Polígono y una potencia explosiva total equivalente a 2500 bombas de Hiroshima, quizá nunca se comprenda del todo el alcance de los efectos en la salud humana y el medioambiente», señaló.

«Sin embargo, el dolor y la angustia de las comunidades afectadas por la exposición a las pruebas nucleares, allí y en otros lugares de pruebas nucleares de todo el mundo, incluido mi propio país, representan el triste legado de una era de pruebas nucleares sin límites».

Y añadió: «Pero tampoco debemos perder de vista el sufrimiento y las pérdidas aún mayores que se derivarían de una guerra nuclear, que desgarraría hasta la última pizca de nuestra humanidad colectiva».

El Dr. Floyd pidió compromiso para:

• asegurar que el mundo nunca más sufra las desastrosas consecuencias de los ensayos nucleares;

• reducir los riesgos nucleares y evitar la guerra nuclear; y

• construir un mundo más seguro para las generaciones futuras mediante la adopción de medidas concretas para promover la no proliferación y el desarme nucleares.

En una declaración conjunta emitida por el Sr. Mukhtar Tileuberdi, primer vicepresidente y ministro de Asuntos Exteriores de Kazajstán, y el secretario ejecutivo de la OTPCE, el Dr. Floyd instó a todos los Estados que sigan respetando la moratoria de las explosiones nucleares.

En la declaración se añade: «Instamos a los Estados que aún no han firmado o ratificado el Tratado a que lo hagan sin demora. Hacemos un llamamiento a los ocho Estados restantes del Anexo 2, cuyas ratificaciones son necesarias para la entrada en vigor del TPCEN, para que demuestren su compromiso con la no proliferación nuclear y el desarme, dando este importante paso en apoyo de la paz y la seguridad internacionales.

«Hemos llegado a la conclusión de que es hora de que entre en vigor el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares para avanzar en el desarme nuclear y crear un mundo más seguro para las futuras generaciones». [IDN-InDepthNews – 9 de septiembre de 2021]

Foto: el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajstán, Mukhtar Tileuberdi, y el secretario ejecutivo de la OTPCE, Dr. Robert Floyd, en su visita a Astana, Kazajstán.